Demo
  • Home
  • Nosotros
  • Como lo hacemos

Cómo lo hacemos

En Visualmente trabajamos principalmente con metolodogías ágiles de desarrollo de software, especialmente con Scrum, dada nuestra experiencia y satisfacción que hemos obtenido por parte de clientes y partners, la utilizamos y recomendamos por sobre las metodologías tradicionales o de cascada.

¿Qué es Scrum?

Scrum es una metodología ágil para gestionar el desarrollo de software. Se basa en construir primero la funcionalidad de mayor valor para el cliente y en los principios de revisión continua, adaptación, auto-gestión e
innovación.

Con la metodología Scrum el cliente se compromete con el proyecto dado que lo ve crecer revisión tras revisión. Asimismo le permite en cualquier momento realinear el desarrollo con los objetivos de negocio de su empresa, ya que puede introducir cambios funcionales o de prioridad en el inicio de cada nueva iteración sin ningún problema.

Esta fórmula de trabajo promueve la innovación, motivación y compromiso del equipo que forma parte del proyecto, por lo que los profesionales encuentran un ámbito propicio para desarrollar sus capacidades.

 


Beneficios

  • Cumplimento de expectativas
  • El cliente establece sus expectativas indicando el valor que le aporta cada requerimiento, el equipo los estima y con esta información establece su prioridad dentro del proyecto. De manera regular, en las presentaciones el cliente comprueba que efectivamente los requisitos se han cumplido y transmite se feedback al equipo.
  • Flexibilidad a cambios
  • Alta capacidad de reacción ante los cambios de requerimientos generados por necesidades del cliente o evoluciones del mercado. La metodología está diseñada para adaptarse a los cambios de requerimientos que conllevan los proyectos complejos.
  • Reducción del Time to Market: El cliente puede empezar a utilizar las funcionalidades más importantes del proyecto antes de que esté finalizado por completo.
  • Mayor calidad del software: La lógica de trabajo y la necesidad de obtener una versión funcional después de cada iteración, ayuda a la obtención de un software de calidad superior.
  • Mayor productividad: Se consigue entre otras razones, gracias a la eliminación de la burocracia y a la motivación del equipo que proporciona el hecho de que sean autónomos para organizarse.
  • Maximiza el retorno de la inversión (ROI): Producción de software únicamente con las prestaciones que aportan mayor valor de negocio gracias a la priorización por retorno de inversión.
  • Predicciones de tiempos: Mediante esta metodología se conoce la velocidad media del equipo por sprint (los llamados puntos historia), con lo que consecuentemente, es posible estimar fácilmente para cuando se dispondrá de una determinada funcionalidad que todavía está en el Backlog.
  • Reducción de riesgos: El hecho de llevar a cabo las funcionalidades de más valor en primer lugar y de conocer la velocidad con que el equipo avanza en el proyecto, permite despejar riesgos eficazmente de manera anticipada.

Visualmente 2016
Bulnes 79 oficina 105, Santiago, RM
Fono: (+562) 22470749